Qué es el renting tecnológico

El renting tecnológico surge para plantear soluciones a la financiación de equipos informáticos para las empresas. Esta modalidad de alquiler presenta modalidades muy flexibles que permiten controlar mejor el presupuesto evitando el desembolso inicial que supone la compra de los diferentes equipos informáticos sustituyéndola por una cuota mensual asumible por la compañía definida en el contrato.

que-es-el-renting-tecnologico

Ventajas del renting tecnológico

El renting tecnológico se lleva implementando con bastante éxito en otros países de Europa como el Reino Unido y paulatinamente está ganando mucha popularidad en España, pues el 99% de las empresas españolas son pymes o pequeñas empresas las cuales cuentan con poco presupuesto en sus comienzos y esta modalidad de alquiler para dispositivos y equipos informáticos presenta soluciones eficaces muy bien acogidas tanto en el sector empresarial como en el mercado financiero, pues las entidades bancarias suelen incluir varios planes adaptables para este propósito.

Cuotas adaptables a tu medida

Entre las principales ventajas del renting tecnológico destacan la posibilidad de adaptar la cuota de pago a las necesidades de cada cliente en función de la calidad de los equipos tecnológicos y las prestaciones de cada producto, así como los plazos de pago, pues aquellas cuotas más altas correspondientes a dispositivos tecnológicos de alta gama por lo general se incluyen en un contrato de menor duración.

Beneficios fiscales

Otra de las principales ventajas del renting tecnológico es que resulta un gasto deducible en la declaración fiscal, aunque también la adquisición de productos tecnológicos es deducible, está solo se realizaría una sola vez en la compra de los dispositivos, en cambio el renting al tratarse la cuota mensual es posible deducirse como gasto fijo de la empresa con los consiguientes beneficios fiscales que eso conlleva.

Particulares o empresas

El renting como tal lleva incursionando durante muchos años en el mundo del automóvil con bastante éxito en España y otros países del mundo, por lo que su exportación a otros ámbitos empresariales tan solo era cuestión de tiempo.

De igual forma que sucedió en el renting de automóviles que comenzó como un tipo de renting empresarial para la sustitución o reposición de vehículos en pymes, pequeñas y medianas empresas para posteriormente exportarse a los particulares el renting tecnológico se inició de igual manera y paulatinamente se está extendiendo para uso particular y cada vez son más frecuentes los particulares que recurren al renting de dispositivos tecnológicos de uso cotidiano como por ejemplo smartphones. El renting de móviles está ganando cada día más adeptos en nuestro país y presenta múltiples ventajas respecto a otros dispositivos ya que el tiempo de vida promedio de sustitución es de aproximadamente 2 años que coinciden con las garantías otorgadas por los fabricantes y por la innovación de prestaciones tecnológicas y actualización de firmware en este sector.

Las entidades bancarias se han implicado bastante en el renting tecnológico y han desarrollado diversos planes de financiación adaptables a las necesidades de cada cliente en los cuales es posible incluir el mantenimiento de los equipos, seguros y cuotas adaptables para la optimización del presupuesto general, entre otros.

Adaptabilidad del contrato a tus necesidades

Entre las ventajas más destacable del renting tecnológico es necesario mencionar la facilidad de adaptación en la ampliación o reducción de las inversiones realizadas. Pues si con el paso del tiempo es necesario prescindir de algunos equipos se pueden dar de baja sin ningún problema y es posible ajustar el contrato fácilmente. Lo mismo en el caso de las ampliaciones requeridas, pues este segundo caso suele ser más habitual en el tiempo, dado que las empresas por norma general tienden a expandirse y a realizar mayores inversiones sobre su presupuesto y en este punto, el contrato de renting tecnológico está diseñado para aportar la mayor flexibilidad a sus clientes y al mismo tiempo, para adaptarse a las innovaciones tecnológicas del mercado para disponer siempre de equipos de última generación completamente funcionales para asumir las tareas requeridas.

Renting Tecnológico y el futuro

En definitiva, el renting tecnológico es una solución flexible para la adquisición de equipos informáticos tanto para empresas como para particulares evitando el desembolso inicial y abriendo una puerta hacia la modernización que permite adquirir recursos que emplean la última tecnología mejorando la eficiencia en su funcionamiento y la adaptabilidad al entorno por un bajo coste, por lo que cada día se suman nuevos clientes a esta modalidad incrementando el porcentaje de usuarios que utilizan este sistema en nuestro país.