Fotografía en Android; encuadre, composición y balance de blancos

En los smartphones Android, especialmente los de última generación se incluyen cámaras avanzadas en las cuales podemos manipular varios parámetros en fotografía para obtener resultados mucho más precisos acordes con los trabajos que realizamos. En este artículo vamos a centrarnos en tres de ellos, que son el encuadre, la composición y el balance de blancos y como interfieren estas tres características en nuestras fotografías.

¿Qué es el triángulo de exposición?

El triángulo de exposición es uno de los primeros parámetros a controlar para un fotógrafo amateur y se basa principalmente en tres controles fundamentales que son la velocidad de obturación, el valor ISO y la apertura del diafragma. No existe una fórmula única de manipulación para estas tres características que conforman el triángulo de exposición. No obstante cualquier modificación aplicada en ellos puede compensarse con la alteración de otros valores para manipular el resultado de la fotografía. Pasemos a definir cada uno de ellos:

 

triangulo-exposicion

Velocidad de obturación hace referencia a la velocidad del obturador que es un dispositivo incluido en las cámaras controlado por un sensor que se abre y se cierra cuando se expone a la luz. La velocidad de apertura se mide en décimas, centésimas y milésimas de segundo.

Valor ISO es el parámetro que mide la sensibilidad del sensor a la luz. Cuanto más alto sea este valor mayor será la sensibilidad incorporada al sensor.

Apertura de diafragma es el baremo que controla la cantidad de luz que traspasa hacia el sensor estableciendo una relación entre el diámetro de abertura efectivo y la longitud focal.

¿Cómo podemos manipular el triángulo de exposición en Android?

Ahora que ya sabemos que es el triángulo de exposición y en qué consiste, también debemos de saber que no todas las cámaras incorporadas en los dispositivos Android están capacitadas para aprovechar estos recursos, aunque en la actualidad casi todos los dispositivos disponen de opciones de manipulación en el menú de su cámara integrada.

La mayoría de los dispositivos Android suelen medir la exposición mediante la zona enfocada reflejándolo en el histograma. No obstante, esta medición automática en ocasiones tiene fallos en la subexposición y sobreexposición de la Imagen. Estos errores pueden subsanarse fácilmente compensando la sobreexposición, puesto que como hemos mencionado anteriormente, la mayoría de las cámaras incorporadas en dispositivos Android permiten hacerlo.

Las cámaras incorporadas en algunos modelos Android como por ejemplo el Samsung Galaxy camera, que es un dispositivo especialmente orientado a la fotografía de Android dispone de una aplicación muy completa que ya incluye funciones para configurar estos parámetros automáticamente.

Ajustando el balance de blancos

El ajuste de balance de blancos permite manipular la temperatura de color dependiendo de la luz disponible en la fotografía y de igual forma, también influye en la exposición anteriormente mencionada. Este ajuste de fotografía nos permite hacer las correcciones que más se aproximen a la vista real de la Imagen pudiendo ajustar el balance automático o elegir cualquiera de los ajustes establecidos por defectos como sombra, luces artificiales, interior, tungsteno, sol, entre otros.

balance-blancos

Cabe mencionar que no existe un solo ajuste correcto, pues como hemos comentado anteriormente dependerá de cuál sea la vista real de la imagen para conseguir una aproximación más exacta. El ajuste automático por defecto suele funcionar bien en exteriores, pero lo más correcto en este punto sería probar con las diferentes configuraciones en función de los resultados obtenidos.

Encuadre de la fotografía

El encuadre de la fotografía habitualmente viene configurado en formato WYSIWYG, un parámetro que es aplicado a todo tipo de programas como por ejemplo, los editores de código que se utilizan en programación y qué significa lo que ves es lo que obtienes, pero cuando hablamos de fotografía, en muchas ocasiones pueden apreciarse sustanciales diferencias entre en el encuadre de la imagen y lo que realmente contiene en ese espacio.

encuadre

El encuadre de una fotografía se puede recortar y modificar ajustándolo a determinadas proporciones preconfiguradas por defecto o incluso configurar una medida específica a nuestra elección.

Algunos formatos de encuadre como por ejemplo el 1:1, se ha vuelto muy popular gracias a las redes sociales como Instagram, donde se emplea habitualmente en las imágenes compartidas por los usuarios.

Tipos de encuadres para fotos

Como hemos comentado anteriormente, existen varios formatos de encuadres para fotos, además de la posibilidad de configurar nuestro propio encuadre en algunos terminales y aplicaciones. No obstante, estos son los más empleados mayoritariamente para la toma de diversas fotografías.

Encuadre vertical

Este tipo de encuadre se utiliza principalmente en autorretratos o selfies y como específica su propio nombre, se orienta verticalmente ante el objeto fotografiado, habitualmente una persona.

Encuadre horizontal

Este tipo de encuadre se denomina también apaisado y se utiliza habitualmente en fotografías de entornos o espacios, ya bien sea abiertos cerrados, naturales o edificios.

Encuadre 1:1

Este tipo de encuadre está basado en el antiguo formato de las imágenes Polaroid o película 6 x 6. Actualmente existen cientos de aplicaciones para las plataformas móviles que permiten recortar imágenes en este formato, siendo Instagram una de las más populares y utilizadas para este propósito.

Encuadre panorámico

Un tipo de encuadre muy utilizado en los trabajos de fotografía profesional, mediante el cual se utilizan superposiciones de varias tomas para una misma imagen.

Composiciones fotográficas

Una vez que ya hemos aprendido los pasos básicos para iniciarnos en la fotografía móvil, casi con total seguridad optaremos por realizar composiciones con las distintas imágenes obtenidas en nuestro trabajo. Para realizar buenas composiciones fotográficas debemos seguir unas cuantas premisas básicas que consisten en lo siguiente:

Simplificar formas

A través de este principio básico utilizado en la composición fotográfica deberemos evitar la sobresaturación de elementos en los encuadres y simplificar las formas contenidas en la fotografía para centrar la atención del espectador en los elementos verdaderamente necesarios.

Agrupaciones básicas

Es normal que en una composición fotográfica destaquen varios elementos en la fotografía, pero el resultado siempre será más armonioso si combinamos las formas básicas que los usuarios están acostumbrados a reconocer.

Planos visibles

Si queremos obtener buenas composiciones fotográficas con la profundidad adecuada, deberemos asegurarnos de que los planos de la fotografía están visibles y bien diferenciados del fondo.

Estas reglas básicas o preceptos a tener en cuenta no conforman una norma universal y para el fotógrafo amateur o principiante puede ser un poco difícil integrarlas. Para solventar esta problemática, los expertos recomiendan emplear la regla de dos tercios para su armonización. Esta regla no oficial consiste en colocar el objeto central o elemento más importante de nuestra fotografía en unos dos tercios de la misma realizando una medición real o imaginaria.