Cables para audio

Debido a la alta variedad de dispositivos tecnológicos, en el mercado podemos encontrar muchos tipos de cables de audio para satisfacer toda la demanda. No obstante, a nivel de usuario muchos desconocen de la importancia que tiene el cable en el funcionamiento del dispositivo o cuál es el que mejor se adapta a los requerimientos del mismo. Por ello en este artículo vamos a exponer extendidamente cómo funcionan los cables para audio, en que se basan sus parámetros de calidad y qué tipos de cables de audio existen en el mercado y cómo elegir el mejor en cada caso.

Cómo funcionan los cables para audio

La función de un cable para audio en pocas palabras se define como la capacidad de transportar la señal sin sufrir alteraciones. Dependiendo de la construcción y longitud del cable, este propósito se llevará a cabo con mayor o menor precisión.

Sí el diseño o los materiales con los que están construidos los cables no son correctos, la precisión de la señal se irá diluyendo en el transcurso de la transmisión. Erróneamente se atribuye en muchas ocasiones que un cable de calidad y bien diseñado debe de ser caro, pero realmente eso no es así.

Los principales parámetros de calidad que se miden en los cables son las resistencia, la inductancia y la capacitancia, pues cuanto más bajos sean estos valores, mayor calidad se le atribuye al cable.

La capacitancia básicamente mide la capacidad del cable para preservar una carga eléctrica. La resistencia es la capacidad disponible en los conductores para la transmisión de corriente eléctrica y la conductancia son características inherentes a la forma del conductor y la longitud del mismo.

La mayoría de los cables del mercado ofrecen una baja resistencia e inductancia. No obstante, en contraposición a esto ofrecen una capacitancia elevada pudiendo provocar sobrecargas electricas en los amplificadores con el consiguiente daño que está produce.

Los valores establecidos en las pruebas de medición de laboratorio muchas veces no se corresponden en un entorno doméstico, pues cuando los fabricantes alteran determinados parámetros para ofrecer soluciones a problemas comunes en este tipo de cables, suele producirse el detrimento de otro parámetro en su funcionabilidad y este es el motivo por el que muchos cables de alto costóomuchas veces no se corresponden con los resultados que prometen o no se diferencian en demasía con los de otros más económicos.

Materiales empleados en la fabricación de cables para audio

En el mercado podemos encontrar diferentes materiales incluidos en la fabricación de cables de audio. No obstante, el material principalmente utilizado es el cobre debido a su buena conductividad. Cuanto mayor sea la calidad del cobre mejor también lo será la calidad del sonido o señal auditiva que se transmite, aunque eso también encarecerá su precio. En los últimos años se ha estado desarrollando una nueva tecnología la fabricación de cables de cobre libre de oxígeno. Estos cables han sido denominados por la industria como cables oxigenados y al no contener oxígeno en su composición, se impide la oxidación y por lo tanto, se mejora la calidad del sonido y la resistencia del cable al paso del tiempo.

Tamaño del cable ideal

Otro de los parámetros que siempre se encuentra en el punto de mira de los expertos es el tamaño y las dimensiones del cable ideal. Pues en el mercado podemos encontrar cables para alta o baja potencia en varios tamaños, gruesos, delgados y de longitud variable.

La mejor elección en todo caso sería optar siempre por un tamaño intermedio, pues cuanto más corto sea el cable mejor será la señal aunque en este punto, es necesario reseñar que se aconseja disponer siempre de un poco de cable sobrante, pues sí se tensa demasiado la conexión se vuelve más susceptible al movimiento y deterioro del cable por fricción. El grosor del cable debe medirse en base a la potencia transmitida, pues para baja potencia siempre es más recomendable utilizar cables delgados, mientras que para una alta potencia se recomienda utilizar cables de mayor grosor.

Tipos de cables para audio

En función de los parámetros anteriormente descritos y los conectores, en el mercado podemos encontrar distintos tipos de cables para audio cómo es los que se describen a continuación.

Conector RCA

Este es uno de los tipos de conectores más populares y también de los más antiguos, pues fue fabricado en 1940 y al día de hoy continúa en uso, especialmente en reproductores, televisores y equipos DVD o BluRay.

conector-rca

Conector DIN

Se trata de conectores que fueron diseñados en principio para recoger señales de audio analógicas y tienen un extremo circular con varios pines entre 3 y 8 según modelo. Actualmente estos conectores han sido reemplazado por los estándares internacionales IEC 60130-9

conector-din

Conector jack

Es uno de los conectores más ampliamente utilizados en dispositivos de audio, tales como altavoces, MP3 y dispositivos móviles entre otros. El diámetro de este tipo de cables varía y se sitúa en función de los 2,5 milímetros a los 6,35 milímetros, siendo el más utilizado el de 3,5 milímetros que también se denomina minijack y son los principalmente empleados en este ámbito. El diámetro de 6,35 milímetros se utiliza principalmente en los equipos de audio profesionales.

conector-jack

Conector Speak-on

Este tipo de conector ha sido diseñado principalmente para su uso en altavoces y amplificadores. Estos conectores también están diseñados para soportar muy alta potencia y disponer de varios modelos en el mercado qué alberga desde 2 a 8 polos. Entre sus principales ventajas encontramos su alta resistencia y seguridad en el la fabricación, pues albergan un sistema de bloqueo que impide la manipulación accidental incluyendo soldadura mediante tornillos que lo fijan firmemente al equipo. Entre sus principales inconvenientes cabe destacar su elevado precio y que en la actualidad sólo Neutrik es el único fabricante que los comercializa.

conector-speakon

Conector XLR canon

Este tipo de conector se utiliza mayoritariamente en los equipos de sonido profesionales ya que ofrecen una mayor resistencia a las interferencias exteriores y al ruido producido por radiofrecuencia.
xlr-canon